Un crucero puede resultar bastante caro, como ya sabrás. Las compañías captan tu atención con habitaciones “baratas” y crédito a bordo, para luego darte la bofetada con bebidas caras, restaurantes no incluidos e internet a un euro el minuto.

Afortunadamente, existen páginas y aplicaciones, al igual que de vuelos, para ayudarte a encontrar el crucero ideal a los precios más baratos, ya sea aprovechando una oferta, escogiendo la fecha más económica o con tickets de última hora.

Ahora bien, como ya hemos dicho, muchas veces lo caro no es el billete en sí, sino todos los gastos una vez a bordo. Por eso, te vamos a dar unos consejos para que puedas ahorrar durante tu viaje en crucero.

Tips para disfrutar de un crucero barato

1. Olvida los refrescos

Hace tiempo, los refrescos eran gratuitos. Ahora, tendrás que pagar hasta 3 € por un vasito pequeño, o bien puedes pagar una tarjeta de bebida con refrescos incluidos por unos 38 – 50 euros, con los que podrás beber refrescos ilimitados durante toda la duración del crucero. Pero tendrás que beber muchos refrescos para amortizar lo que pagas por esta tarjeta. En su lugar, limítate al agua, el té helado y los zumos gratuitos. Tu cartera y tus niveles de insulina lo agradecerán.

2. Di no a las fotos en crucero

¿De verdad necesitas una foto cursi “profesional” de tu familia? Lo cierto es que no. Hoy en día, cualquier teléfono móvil tiene una buena calidad de cámara, o sino puedes llevar tu cámara digital y pedirle a alguien que te haga unas fotos. Ahorrarás mucho si decides no hacerte fotos profesionales.

3. Evita los restaurantes

En la mayoría de cruceros, hay restaurantes especializados que puedes reservar por un coste adicional. Algunos son a la carta, otros te cobran un precio fijo. Evita estos restaurantes de especialidades. La comida en las zonas de restauración, los buffets y otras tiendas son tan buenas como estos restaurantes y mucho menos costosos. Si decides reservar en estos restaurantes, hacerlo antes de embarcar puede ahorrarte hasta un 25%.

4. Limita lo que bebes

Las cervezas a 6 € y las copas por 10 € pueden vaciarte el monedero rápidamente. Disfruta del sol sobrio y evita gastar una cantidad ridícula de dinero en alcohol.

5. Trae tus propios suministros al crucero

Las compañías de cruceros te permiten traer una maleta con tu propia agua, refrescos y cerveza, además de una botella de vino, a bordo.

6. Planea tus propias excursiones en la costa

Las excursiones en la costa dirigidas por el crucero están abarrotadas y son demasiado caras. En su lugar, haz algo de investigación online y planea tus propias actividades con operadores locales, que te ayudarán a ahorrar tu dinero.

Eso sí, recuerda llegar a tiempo, porque el crucero se irá sin ti.

7. Lava tu propia ropa

Que te hagan la colada en un crucero resulta absurdamente caro. En lugar de cobrarte por la bolsa o cesto de ropa que mandes a lavar, te cobrarán por cada artículo: cada par de calcetines, camisetas, pantalones… En vez de gastar tanto dinero, puedes comprar algo de detergente en las tiendas a bordo y lavar tu ropa en el lavabo o la bañera.