Gracias al cada vez mayor número de personas que optan por viajar en furgoneta camper, acampar nunca ha sido tan accesible. Estos vehículos fáciles de manejar hacen que sea mucho más sencillo ver el mundo e ir a casi cualquier parte, no solo de España, pero de otros países.

Pero antes de que te metas de lleno a organizar tu viaje por carretera, es importante recordar una serie de cosas básicas y entender las reglas que vienen junto con acampar con una furgoneta camper.

¿Qué son las furgonetas camper?

Conocidas en otras partes del mundo como ‘caravanas’, ‘Clase B’ o simplemente ‘campers’, las furgonetas camper son vehículos recreativos autónomos que se construyen en el marco de una furgoneta. Las furgonetas camper son generalmente más pequeñas que las autocaravanas tradicionales, lo que las hace accesibles para casi cualquier conductor.

Uno de los beneficios de viajar en furgoneta camper es lo fácil que son de manejar. Como al fin y al cabo están construidas en el cuerpo de un vehículo de modelo de producción, es fácil acostumbrarse a manejar estas furgonetas, en especial si ya has conducido alguna anteriormente. Además, las furgonetas camper normalmente vienen con un precio más bajo comparado con las autocaravanas tradicionales.

Trucos para viajar en furgoneta camper

Si nunca has viajado en furgoneta camper antes, estás a punto de vivir una experiencia única. Pero antes de partir, aquí tienes algunos trucos que puedes aplicar para tu gran aventura.

  • Menos es más: Si bien las furgonetas camper ofrecen bastante espacio para vivir, también resulta muy limitado una vez que empacas todo. Si llevas equipaje ligero, podrás disfrutar igualmente del comfort que otorga el vehículo, sin tener que preocuparte de cómo y donde guardar todo cuando llega el momento de cambiar de sitio de acampada.
  • Contrata un seguro especializado: Aunque en lo que respecta al vehículo, la furgoneta camper sigue siendo una furgoneta, su condición de vivienda hace que requiera de unas necesidades especiales que los seguros de furgonetas no cubren. Si quieres que no solo el vehículo en sí y la responsabilidad a terceros estén cubiertos, sino tener protegidas todas tus pertenencias y estructuras añadidas a la camper, considera los seguros de furgonetas camper.
  • Reservar ahorra tiempo y dinero: Puede parecer tentador arrancar la furgoneta e ir a donde te lleve el viento, pero si el espacio para acampar es limitado, puede resultar una propuesta costosa. Llamando con antelación y reservando en las zonas de camping, puedes asegurarte de que hay espacio disponible – y de acuerdo con tu presupuesto.

¿Dónde puedo aparcar mi furgoneta por las noches?

Los lugares más sencillos donde para a pasar la noche son las zonas de camping. Muchas de estas tienen espacios dedicados exclusivamente a furgonetas camper y otros vehículos recreacionales. Si hay espacio disponible, puedes reservar por solo una noche o durante toda tu estancia.

Si tu viaje incluye una visita a un bosque nacional, estás de suerte. Al ser de propiedad federal, acampar en estos sitios suele ser gratuito. Si puedes sacar tu vehículo de la carretera de forma segura, puedes aparcar tu furgoneta para pasar la noche. Solo debes asegurarte de cumplir las normas locales. También tienes que saber en qué lugares no puedes acampar. No puedes aparcar en calles donde está prohibido aparcar por la noche, ni ningún sitio en el que las furgonetas camper u otros vehículos-vivienda tienen prohibido estacionar. Esto puede incluir, entre otros sitios, aparcar junto a carreteras principales, a lo largo de la costa o en aparcamientos concurridos.